Contribuyentes

BUZÓN

Enviad vuestros relatos para que la biblioteca crezca

fsabadia@live.com

sábado, 24 de julio de 2010

HASTA SIEMPRE, VLADIMIR






Hasta siempre, Vladimir. Me despedí de él dejando caer el móvil en el cubo de fregar. Sonaba incesantemente desde que lo encontraron muerto. Yo fui la última persona que le llamó. El fantasma de la deportación apareció como una sombra helada a mis espaldas. Sopesé las alternativas y todas eran nefastas. Si me hacía cargo de su cadáver, me enviarían de vuelta a casa, sin papeles pero con sus cenizas. Pero no sucedería nada si no reclamaba su cuerpo, si no me hacía notar, si desconocían mi existencia.Lo siento cariño. Tú sabes que yo te quiero.



Autora: Elena Casero



3 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Realmente sobrecogedor. Enhorabuena, Elena.

ANTIQVA dijo...

Tan real como la vida misma (de los sin papeles)...

Laura Gómez Recas dijo...

Estupendo, Elena.
Puede que nadie se percate de que una de las cosas más dolorosas es perder el contacto con lo que ya sabemos perdido.

Somos una madeja indescifrable, sobre todo ante la renuncia o el sacrificio.

Un abrazo,
Laura

Seguidores

Todas las fotos son de internet