Contribuyentes

BUZÓN

Enviad vuestros relatos para que la biblioteca crezca

fsabadia@live.com

sábado, 16 de enero de 2010

EL ÚLTIMO DÍA







Al atardecer de este día, he cerrado los ojos de la penúltima persona que quedaba viva sobre el planeta. El cielo es naranja y la tierra gris. Comienzo a caminar, mientras dispersas, intermitentes y aleatorias explosiones alivian el silencio de la eternidad.



Autora: Luisa Miñana

7 comentarios:

roberto dijo...

Hermoso y triste cuento. Me ha gustado.

irene dijo...

Debe ser terrible sentirse solo en este mundo.
Precioso Luisa, aunque muy, muy triste.
Un abrazo fuerte.

Dana Andrews dijo...

Me ha encantado la tristeza de este breve relato. También me ha hecho pensar...bastante. Tres líneas geniales.

ybris dijo...

Al paso que vamos acabaremos así.
Si me tocara ser el último, más me acogería al silencio de mi propia soledad sonora teñida de recuerdos de amables compañías que a ciertos colores o a ciertos ruidos.

Una belleza de relato sugerente y melancólico.

Besos, Luisa.

39escalones dijo...

El último hombre vivo, como Charlton Heston, o mujer, en este caso. Un Universo para uno solo, la soledad completa.
Besos y abrazos.

Laura Gómez Recas dijo...

Muy bien, Luisa. Ese silencio es el alma del relato.

La fotografía está muy bien elegida: caminando entre la vida y la eternidad... sobre la vía que acota el destino.

Besos, a los dos.
Laura

Anónimo dijo...

Luisa... siempre con un nivelazo increíble...
Me ha pasado una cosa curiosa, he entendido como si fuera el "septimo" día... no me digas por qué... y me he imaginado a Dios, cerrando por inviable este mundo.
Me perdonarás, porque además no creo yo demasiado en Dioses arrepentidos... pero no lo he podido evitar...
Un beso enorme.
Carmen Vesania.

Seguidores

Todas las fotos son de internet